Sobre mi propia sombra

15


Extraviados los caminos:
¿qué será de nosotros?

¿qué será de mí?

Y ese pelo tuyo, caliente
que me acariciaba en las madrugadas.

Nos hemos amado
y castigado también.

Supimos
hasta del indecible milagro
de esperar un hijo
que luego no fue.

La tarde muere
desde sus horas perdidas.

Nadie podrá
recordar nuestros recuerdos

no podremos hablar
con ellos nunca.

El universo se cierra.

Agonizo
sobre mi propia sombra.